BOLETIN PARROQUIAL. Nº 7

11.7.2020
Nota.png

SANTIAGO EL REAL INFORMA

Parroquia de Santiago el Real

“CAMINO DE CONVERSIÓN PASTORAL MISIONERA”

 

Estos días pasados leía un texto del Papa Francisco de 2014 en el discurso que dirigió a los participantes en la asamblea diocesana de Roma (parte de este texto lo publicamos más adelante en este Boletín).

El Papa hablaba de que en las parroquias tenemos que recorrer las etapas, no siempre fáciles, de un camino de conversión pastoral misionera. Esa conversión a la que se nos invita en la Misión Diocesana “Euntes”.

En estos tiempos de vuelta a las celebraciones después del confinamiento se está notando en muchas parroquias de la Diócesis una asistencia muy mermada a las misas. Es lógico que ahora que no puede venir la gente más mayor se noten muchos huecos en los templos. Para muchos es doloroso, pero este problema no deja de ser una oportunidad para constatar que tenemos una iglesia envejecida, estéril en cuanto no engendra nuevos hijos, algo que sabemos pero que preferimos ignorar apoyados en que aún tenemos gente en nuestras parroquias aunque sean mayores.

La situación actual es un baño de realidad que nos debe impulsar a reaccionar.

Es un proceso de conversión que nos debe llevar a cambiar la vida parroquial, los métodos de evangelización, el estilo de acogida. Esto no se hace de la noche a la mañana, es un proceso lento y costoso, pero de nada sirve quedarnos cruzados de brazos adormecidos por el recuerdo de tiempos pasados. Es un proceso en el que necesitamos la ayuda de Dios que sigue siendo Padre, la presencia de Cristo en medio de nosotros, el impulso del Espíritu Santo que nos ayudará a descubrir caminos y a tener ánimo.

DOMINGO XV ORDINARIO

  

Jesús enseñó muchas cosas en parábolas (Mt. 13,34), un género literario de fácil comprensión para la mayor parte de las personas, ya que utiliza imágenes y situaciones que forman parte de la vida cotidiana. Por ello las parábolas tienen un gran poder evocador y son capaces de suscitar preguntas en quien las escucha.

En la que encontramos en la lectura de hoy destacan, entre otros, dos elementos. El primero de ellos nos dice quién es Dios: Un sembrador que, a juzgar por lo que hace, es un mal sembrador (siembra a voleo: Mt. 13,3). Los que escucharon la parábola de Jesús, muchos de los agricultores, lo percibirían rápidamente. Este sembrador no está preocupado por depositar las semillas en el lugar apropiado sino en esparcirlas libremente, como quien desparrama por el mero placer de hacerlo. Lo de Dios, podemos decir, es dar, darse, sembrar. Su actividad no está condicionada por el resultado previsible. Es como si, de entrada, confiara incluso en la capacidad de las piedras y de los abrojos para hacer germinar la semilla. El segundo elemento nos lanza la pregunta de quiénes somos nosotros: ¿La vereda del camino (Mt. 13,4), un pedregal (Mt. 13,5), cardos (Mt. 13,7), tierra buena (Mt. 13,8)?

PAPA FRANCISCO

A los participantes en la asamblea diocesana de Roma

Lunes 16 de junio de 2014

 

En las parroquias se necesita hacer un “camino de conversión pastoral misionera”. Es un camino que se hace y se debe hacer, y nosotros tenemos la gracia aún de poder hacerlo. Conversión no es fácil, porque es cambiar la vida, cambiar de método, cambiar muchas cosas, incluso cambiar el alma. Pero este camino de conversión nos dará la identidad de un pueblo que sabe engendrar a los hijos, no un pueblo estéril. Si nosotros como Iglesia no sabemos engendrar hijos, algo no funciona. El desafío mayor de la Iglesia hoy es convertirse en madre: ¡madre! No una ong bien organizada, con muchos planes pastorales... Los necesitamos, ciertamente... Pero eso no es lo esencial, eso es una ayuda. ¿A qué ayuda? A la maternidad de la Iglesia. Si la Iglesia no es madre, es feo decir que se convierte en una solterona, pero se convierte en una solterona. Es así: no es fecunda. No sólo engendra hijos la Iglesia, su identidad es dar vida a los hijos, es decir, evangelizar, como dice Pablo VI en la Evangelii nuntiandi. La identidad de la Iglesia es esta: evangelizar, es decir, engendrar hijos. Pienso en nuestra madre Sara, que había envejecido sin hijos; pienso en Isabel, la esposa de Zacarías, que envejeció sin hijos; pienso en Noemí, otra mujer que envejeció sin descendencia... Y estas mujeres estériles tuvieron hijos, tuvieron descendencia: el Señor es capaz de hacerlo.

 

Pero para ello la Iglesia debe hacer algo, debe cambiar, debe convertirse para llegar a ser madre. ¡Debe ser fecunda! La fecundidad es la gracia que nosotros hoy debemos pedir al Espíritu Santo, para que podamos seguir adelante en nuestra conversión pastoral y misionera. No se trata, no es cuestión de ir a buscar prosélitos, ¡no, no! Ir a tocar los timbres: "¿Usted quiere venir a esta asociación que se llama Iglesia católica?...". Hay que hacer la ficha, un socio más... La Iglesia –nos dijo Benedicto XVI– no crece por proselitismo, crece por atracción, por atracción materna, por ese ofrecer maternidad; crece por ternura, por la maternidad, por el testimonio que genera cada vez más hijos. Está un poco envejecida nuestra Madre Iglesia... No debemos hablar de la "abuela" Iglesia, pero está un poco avejentada. Tenemos que rejuvenecerla, pero no llevándola al médico que hace la cosmética, ¡no! Este no es el verdadero rejuvenecimiento de la Iglesia, esto no funciona. La Iglesia se hace más joven cuando es capaz de engendrar más hijos; se hace más joven cuanto más se hace madre.

Es un envejecimiento que remanifiesta en la fuga de la vida comunitaria: el individualismo nos lleva a la fuga de la vida comunitaria, y esto hace envejecer a la Iglesia. Vamos a visitar una institución que ya no es madre, nos da una cierta identidad, como el equipo de fútbol: "Soy de este equipo, soy aficionado de la católica". Y esto sucede cuando tiene lugar la fuga de la vida comunitaria, la fuga de la familia. Debemos recuperar la memoria, la memoria de la Iglesia que es pueblo de Dios. A nosotros hoy nos falta el sentido de la historia. Tenemos miedo del tiempo: nada de tiempo, nada de itinerarios, nada, nada. ¡Todo ahora! Estamos en el reino del presente, de la situación. Sólo este espacio, este espacio, este espacio, y nada de tiempo. También en la comunicación: luces, el momento, celular, el mensaje... El lenguaje más abreviado, más reducido. Todo se hace deprisa, porque somos esclavos de la situación. Recuperar la memoria en la paciencia de Dios, que no tuvo prisa en su historia de salvación, que nos ha acompañado a lo largo de la historia, que prefirió la historia larga por nosotros, de tantos años, caminando con nosotros”.

HISTORIAS DEL CONFINAMIENTO

 

Bajo este título publicamos algunos aspectos de la vida de la parroquia durante este tiempo en que no se podían hacer celebraciones abiertas al público.

 

UNA PRESENCIA MUY ESPECIAL DE LA VIRGEN DE LA ESPERANZA

Este tiempo de confinamiento lo hemos vivido en la parroquia muy unidos a la Virgen de la Esperanza nuestra patrona.

A sugerencia del Sr. Obispo realizamos, en los primeros días del confinamiento, un video comprometiéndonos  a rezar cada día junto a la imagen de nuestra patrona una oración por la ciudad en esta circunstancia especial. Así lo hicimos cada día a las 12 del mediodía con una oración que pretendía seguir la tradición de nuestros antepasados que siempre acudían a la Virgen en los momentos de crisis de la ciudad. Muchas personas la hacían también desde casa cada día, fue muy bonito escuchar a unos niños que la recitaban de memoria cuando la rezamos en la iglesia el primer día 18 después del confinamiento. 

El 18 de abril nos propusimos celebrar de un modo especial el día que cada mes dedicamos a la Virgen y decidimos sacar la imagen hasta la puerta de la iglesia a la hora del ángelus. En este acto nos acompañó el señor alcalde al que agradecemos su detalle de acompañarnos como representante de la ciudad en ese acto que tuvo una gran repercusión en los medios de comunicación.

Por la tarde rezamos el rosario junto a la imagen de la Virgen acompañados de muchas personas que desde su casa se unieron al rosario y recibieron por whatsApp imágenes y las intenciones de cada misterio. Terminamos el rezo cantando el himno a la Virgen.

Cuando se pudo empezar a salir de casa era muy emocionante el gran número de logroñeses que aprovechaban su primera salida de casa después de dos meses para venir a rezar a la Virgen.

Así que estos días de confinamiento han sido días de especial presencia para muchos de la Virgen de la Esperanza, nuestra patrona.

NOVENA AL APÓSTOL SANTIAGO

 

A partir del viernes día 17 hacemos cada día la novena al Apóstol Santiago. Cada día al final del rosario rezaremos la oración de la novena. Este año por el momento no hacemos la Misa de peregrinos, por las circunstancias que vivimos no hay peregrinos para poder hacer esa actividad habitual en los veranos en la parroquia. Según se desarrollen las cosas intentaremos ponerla en marcha a lo largo del verano.    

 

 

DIA 18 CON LA VIRGEN DE LA ESPERANZA

 

El próximo sábado es día 18 y, como cada mes, celebramos de modo especial a la Virgen de la Esperanza. Que procuremos este día pasar un momento a visitar a la Virgen y participar, si podemos, en la misa de la tarde. Por las normas que tenemos para las celebraciones no se podrá hacer la presentación de niños a la Virgen, pero si podemos hacer la bendición de familias que esperan el nacimiento de un hijo.

 

 

RETIRO ESPIRITUAL

 

En este tiempo de restricciones nuestra iglesia, por su amplitud, está recogiendo algunas actividades que se suelen hacer en otras parroquias. Así paso el pasado viernes que tuvimos aquí uno de los turnos de la Adoración Nocturna que se suele hacer en la iglesia de los Carmelitas.

Esta semana ocurre lo mismo con un retiro espiritual para señoras que se suele hacer en la iglesia de San Bartolomé y que estos dos meses de verano se hará en nuestra parroquia.

Será el próximo miércoles 15 de julio de 10,30 a 12, y el jueves 16 de 18,00 a 19,30.

 

 

CURSILLO PARA NOVIOS

 

Este fin de semana hacemos el segundo de los Cursillos Prematrimoniales que hemos organizado en la parroquia en colaboración con el Secretariado diocesano de Familia y Vida. Participan 9 parejas que, con todas las medidas de seguridad, se reúnen el sábado y el domingo por la mañana para prepararse para el matrimonio. Es bueno que recemos por estos chicos que tienen que superar la incertidumbre de un tiempo tan complicado para casarse. Y pedimos, sobre todo, que busquen el apoyo de Dios en toda su vida de matrimonio.

 

MISA CON LA COMUNIDAD VENEZOLANA

 

Este domingo a las 10,30 celebramos la misa con la comunidad venezolana como hacemos el segundo domingo de cada mes. Es una oportunidad de encuentro y convivencia para los venezolanos que están en nuestra ciudad. Por las restricciones de esta época no se hará el encuentro festivo en la casa parroquial, habrá que esperar a mejore la situación para poder hacerlo.

HORARIOS DE MISAS

 

LABORABLES 12,00 y 19,30

FESTIVOS 10,30; 12,30 y 19,30

A las 19,00 se reza todos los días el rosario

 

QUEREMOS LLEGAR A MUCHOS MÁS

 

Iniciamos este nuevo servicio de información parroquial sobre la base del grupo de WhatsApp que hemos puesto en marcha durante el tiempo de confinamiento, pero nuestro deseo es llegar a muchas más personas. A la entrada de la iglesia pondremos un cartel explicando este nuevo servicio y animando a que los que quieran se den de alta. También cada uno de nosotros podemos difundirlo entre nuestros amigos y conocidos.

Para recibir estas noticias parroquiales basta con enviar un mensaje de WhatsApp al teléfono 636510356 con su nombre y apellidos y la palabra ALTA. También es necesario incorporar en los contactos de su teléfono este número con el nombre SANTIAGO EL REAL INFORMA.

Para dejar de recibir esta información basta con enviar un mensaje con la palabra BAJA.