BOLETIN PARROQUIAL. Nº 8

18.7.2020
Nota.png

SANTIAGO EL REAL INFORMA

Parroquia de Santiago el Real

VIGILANCIA Y CALMA

 

En la lectura que hacíamos en la misa del pasado martes del libro de Isaías se nos contaba la difícil situación del reino de Judá asediado por sus enemigos.  Los habitantes de Judá temen lo peor, tienen miedo por lo que se les viene encima, guerra, muertes, destrucción, hambre,… Entonces, Dios, por medio del profeta Isaías, dirige un mensaje al pueblo de Judá, que llenos de fe deben crecer en la esperanza: “Vigilancia y calma, no temas y que tu corazón no desfallezca…” (Is. 7,4).

Nuestra situación no es bélica, es la pandemia de coronavirus, pero las consecuencias son las mismas: Muerte, destrucción del bienestar, desempleo, hambre,… Y Dios nos dirige el mismo mensaje: “Vigilancia y calma, no temas y que tu corazón no desfallezca…” (Is. 7,4). Vivir este mensaje con fe y esperanza no supone descuidar las normas, que los científicos nos han pedido que realicemos: Guardar la distancia (sabiendo que el metro y medio o dos metros de separación hace que nuestros corazones y nuestra caridad nos una tanto como un abrazo fraterno); la higiene continua con hidrogel (siendo conscientes que nuestra conciencia también necesita de limpieza frecuente) y el llevar siempre mascarilla (sabiendo que tras ella se esconde una sonrisa amable, sincera,… que todos merecemos y todos debemos ofrecer). Guardar estas normas, además de las que se nos han pedido para reunirnos a vivir la fe en la Eucaristía y el resto de sacramentos, es trabajar por defender la vida, la propia y la ajena,… esperando que “la suerte de la ruleta” no haga que “la bolita se detenga en nuestra casilla”,… nos contagiemos.

¿Miedo ante la situación? No, jamás,… Prudencia, respeto al prójimo (en tiempos de pandemia y en tiempos de salud y bienestar), siempre. ¿Desesperación? (es el antónimo de “esperanza”), ¿pesimismo? Sí, siempre. Creemos en el Dios de la vida (y no de la muerte), en el Dios que nos da la vida y quiere que construyamos un mundo en el que todos vivamos con dignidad.

Ánimo, a pesar de la pandemia,… Vivamos con calma, sin temores, sin desfallecer,… con cautela, creyendo y esperando que vayamos a salir de esta pandemia, que la ciencia humana (inspirada por el Espíritu de Dios) encuentre el remedio oportuno para que vivamos haciendo felices a todos en este mundo.

DOMINGO XVI ORDINARIO

 

Todos tenemos una determinada percepción del mundo y de la Iglesia. Miramos la realidad y quedamos sobrecogidos por la presencia y fuerza del mal. Vivimos, además, un clima de condenas y exclusiones, de intolerancias y fundamentalismos.

Creemos ser realistas cuando nos sumamos a los lamentos de tantos. Tal vez deseamos que nuestra sociedad y nuestra Iglesia cambien de una vez a mejor. Tal vez intentamos aportar algo para que sea así, pero fácilmente se nos olvida que somos parte de esa realidad y que también crecen juntos en nuestro “campo” el “trigo” y la “cizaña”; no únicamente fuera, sino también en nuestro corazón. En nuestro interior, crece la “cizaña” que amenaza con ahogar el “trigo” bueno de nuestras acciones cotidianas. Es más, cuando queremos acabar con el mal, podemos caer en la tentación de querer lo mismo para el que lo hace.

El Evangelio de hoy (Mt. 13,24-43) nos dice que el Reino de Dios se hace presente en la ambigüedad de nuestra existencia. La parábola nos enseña algo fundamental: Mientras los criados están dispuestos a acabar con la cizaña del campo de una vez y sin rodeos, el amo (Dios) los anima a ser pacientes, tolerantes y no excluyentes. Todos somos tentados a cortar de raíz el mal,… pero es sorprendente el juicio de Dios (del amo): Mientras llega el momento final hay tiempo para la misericordia y el perdón. Frente a laxos y puritanos, jueces severos e impacientes, Él es paciente: Dios es “….clemente y misericordioso, lento a la cólera, rico en piedad y leal,…” (Salm. 85).   

HISTORIAS DEL CONFINAMIENTO

 

Bajo este título publicamos algunos aspectos de la vida de la parroquia durante este tiempo en que no se podían hacer celebraciones abiertas al público.

 

PARA NO SENTIRSE SOLO

 

Cuando las dificultades se enfrentan en soledad se hace más difícil superarlos. Uno de los aspectos difíciles del confinamiento ha sido enfrentar la situación en soledad. Por eso ha sido muy importante la comunicación, aunque fuera mínima, con otras personas. Los aplausos de las 8 de la tarde ayudaban a muchos a verse, saludarse, comunicarse con otros aunque esta comunicación no fuera más allá que un gesto con la mano y una sonrisa. Nos ayudaba a no sentirnos solos, a comprobar que  otros vivían en la misma situación.

En nuestra parroquia fue de mucha ayuda el grupo de Whatsapp que pusimos en marcha y las llamadas que todas las semanas hacíamos los sacerdotes a otros feligreses que no tenían ese servicio. Nos ayudó a sentirnos acompañados y conscientes de que pertenecíamos a una familia parroquial

NO OLVIDAMOS EL CAMINO DE SANTIAGO

 

Las circunstancias actuales nos impiden dedicarnos en verano a lo que suele ser nuestra activad habitual, la pastoral con peregrinos. Cuando las reuniones pastorales se interrumpían por las vacaciones tomaba protagonismo en nuestra parroquia la acogida de los peregrinos en la casa parroquial y su participación en la misa de los peregrinos que celebrábamos cada tarde.

Este año el número de peregrino que llegan a nuestra ciudad es muy pequeño y en la casa parroquial no recibimos habitualmente excepto en casos de personas sin recursos que no tienen otro lugar donde quedarse.

Si en agosto cambian las circunstancias nos plantearemos hacer otra cosa.

Para no olvidar que el Camino de Santiago sigue siendo una tarea pastoral muy nuestra publicamos los paneles que solemos colocar en la iglesia y que nos pueden ayudar a repasar la historia de la Tumba del Apóstol y de las peregrinaciones.

OBRAS EN LA CASA PARROQUIAL

 

Desde la semana pasada hemos iniciado la sustitución de todas las ventanas de la casa parroquial. Aprovechamos este verano sin ocupación de los salones parroquiales para hacer esta sustitución que era muy necesaria por el deterioro de la madera de las ventanas y porque con las nuevas mejoramos mucho el aislamiento acústico y térmico que nos facilitará un importante ahorro en calefacción.

 

  

FIESTA DEL APÓSTOL SANTIAGO

 

El próximo sábado celebramos la fiesta del Apóstol Santiago. Tendremos la Misa solemne será a las 12,00. Habrá una ofrenda floral  en la que participan diversas colectivos y cofradías, durante la ofrenda tocará el grupo de gaitas del Centro gallego. Siempre en ese día hacemos mención especial a los peregrinos que durante el verano suelen ser los grades protagonistas de la actividad pastoral de la parroquia. Este año por la pandemia hay muy pocos peregrinos y no estamos haciendo la bendición habitual en la misa de la tarde. Pero los recordaremos especialmente y pediremos por ellos. También habrá misa a las 19,30.

HORARIOS DE MISAS

 

LABORABLES 12,00 y 19,30

FESTIVOS 10,30; 12,30 y 19,30

A las 19,00 se reza todos los días el santo rosario

QUEREMOS LLEGAR A MUCHOS MÁS

 

Iniciamos este nuevo servicio de información parroquial sobre la base del grupo de WhatsApp que hemos puesto en marcha durante el tiempo de confinamiento, pero nuestro deseo es llegar a muchas más personas. A la entrada de la iglesia pondremos un cartel explicando este nuevo servicio y animando a que los que quieran se den de alta. También cada uno de nosotros podemos difundirlo entre nuestros amigos y conocidos.

Para recibir estas noticias parroquiales basta con enviar un mensaje de WhatsApp al teléfono 636510356 con su nombre y apellidos y la palabra ALTA. También es necesario incorporar en los contactos de su teléfono este número con el nombre SANTIAGO EL REAL INFORMA.

Para dejar de recibir esta información basta con enviar un mensaje con la palabra BAJA.