PARROQUIA DE SANTIAGO EL REAL

LOGROÑO (Contenido del Boletin 13)

DOMINGO XXXI ORDINARIO

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS: (continuación)

El mensaje de las Bienaventuranzas (Mt. 5,1-12a) expresa el modo en que vivió Jesús y es lo que Él mismo nos va a pedir que vivamos sus discípulos, los cristianos.

Para ser “Bienaventurados…” (Mt. 5,3), “dichosos…”, “felices…” en el sentido en el que nos hablan las Bienaventuranzas (Mt. 5,1-12a), debemos ser capaces de vivir liberados del ansia de tener más y vivir sintiendo la necesidad de Dios; de saber responder con humildad y bondad al mal que nos haga el prójimo; a saber sufrir con los que más sufren y trabajar por sacarlos de sus pesadumbres; a sentir necesidad del bien en nuestro entorno; a saber perdonar siempre; a mirar con ojos de bondad a todos; a ser pacíficos; a saber que vamos a ser ignorados, despreciados, burlados,… porque creemos en el Dios de Jesucristo y lo demostramos en nuestro modo de vivir;…  

Si así lo hacemos, seremos santos en el cielo. Pero, ¿y en la tierra? Aquí es donde cuesta ser “santos”. No es fácil ser santos en la tierra con la única promesa de ser felices en el cielo,… Tal vez sea por esto que no abundan los santos.

Pero debemos, con la ayuda de Dios, ser testigos del Evangelio haciendo el bien, aquí en la tierra;… lo cual debe hacernos felices. Dios nos quiere santos y felices: Ya sabemos, con una felicidad que nunca es completa aquí en la tierra, pero que es necesaria vivirla,… Santidad y felicidad que nos regala Dios, pero que nosotros debemos cuidarlas.

(Regresar)

 

REZAR POR LOS DIFUNTOS (continuacion)

La oración por los difuntos está muy presente en la liturgia de la Iglesia. Siempre en la misa hay un momento de oración en la Plegaria Eucarística  por los cristianos difuntos y por todos los que han fallecido, sean cristianos o no, cuya fe sólo Dios conoce. Además en estas fechas del mes de noviembre es tradición cristiana visitar los cementerios y orar por aquellos a los que recordamos especialmente. 

Pero en la celebración de la misa del 2 de noviembre se reza por todos los difuntos. Oración que este año es más importante si cabe a causa de la pandemia que padecemos y que ha hecho que bastantes más personas hayan fallecido y que sus familias, sobre todo en el confinamiento severo que hubo los meses de marzo y abril, no pudieran tener el consuelo de despedirse de sus seres queridos y hacer el duelo necesario en esos casos acompañados de familiares y amigos que confortan en el dolor y de hacer un funeral por su eterno descanso.

Este año han sido muchas personas las que han fallecido y no se ha hecho por ellas un funeral. Sería bueno que tuviéramos esto en cuenta para orar por esas personas.

(Regresar)